Saltar al contenido

5 preguntas para empezar a entrenar

5 claves para empezar a entrenar

Aquí comienzo un  ciclo de entradas que  está dirigido a todas aquellas personas que os iniciais  en el entrenamiento, ya estáis  convencidas y sentís inquietud por organizar y mejorar vuestro rendimiento deportivo o vuestros conocimientos. Por eso no olvides hacerte estas 5 preguntas para empezar a entrenar correctamente.

¿Cuales son las 5 preguntas para la iniciación de un entrenamiento?

  1. Lo primero para empezar a entrenar, paradójicamente, es pararse a pensar ¿dónde estás?.

      • Edad
      • Sexo
      • Peso y estatura
      • Enfermedades relevantes, lesiones…
      • Experiencia deportiva previa, marcas relevantes previas (si las hay)
    • Prueba de esfuerzo
    • Debilidades y fortalezas (deportivas y psicológicas)

    Toda la información adicional que puedas añadir permitirá conocer tu punto de partida. Situarte para poder adaptar tu planificación e individualizarla.

  2. ¿Para qué entreno?

    Determinar el objetivo, ver el horizonte al que quiero llegar hace mucho mas sencillo encontrar y delimitar el camino que queremos seguir.
    Tiene que ser cuantificable para poder corroborar si se alcanza o no.
    A modo de ejemplo: “ponerme en forma”, correr más rápido” o “bajar peso” no son objetivos válidos.
    “Llegar a realizar entrenamientos de 45 minutos de carrera durante 4 días a la semana”, “correr una media maratón en menos de una hora cuarenta minutos” o “reducir mi peso en 6 kg” son objetivos cuantificables para plantearse empezar a entrenar.

  3. ¿En cuánto tiempo quiero conseguirlo?

    La respuesta a esta cuestión dará sentido al objetivo y hará que pueda ser alcanzable o absolutamente frustrante, esto es muy determinante a la hora de empezar a entrenar persiguiendo un objetivo.

  4. ¿Cuánto tiempo semanal voy a dedicarle?

    En este punto siempre es mejor contar con el tiempo “seguro” , tirar por lo bajo, y ampliarlo posteriormente, si es necesario, porque puede ser otro punto frustrante que debemos evitar. Para crear un hábito es bastante importante que esos momentos deportivos sean más o menos estables semanalmente. Ten en cuenta que hay otros tiempos semanales prioritarios (familia, trabajo, compromisos…) que harán más valiosos los deportivos.

  5. ¿De qué material dispongo?

    Empezar con el mínimo necesario evitará gastos innecesarios o ineficaces. Ya hablé de esto en otra entrada del blog “control del entrenamiento “, pero a modo de resumen diré que la primera premisa de decisión es invertir en aquello que más proteja tu salud. Entre unas zapatillas nuevas o una visita al médico deportivo, o entre unas ruedas y un pulsómetro, las segundas opciones serán mejores inversiones.

Toda la información que saquéis de este cuestionario deberíais registrarla en vuestro diario deportivo personal (hablaremos de él en otra entrada) , para recurrir a ella cuando sea necesario, modificarla o ampliarla.

NOTA: Si tienes dudas sobre contratar a un entrenador deportivo cualificado, sopesa tu presupuesto y vuelve a leer la quinta cuestión ….porque si decides dar el paso, las otras preguntas te las hará él jejeje.

En una semana seguimos.